Quantcast
24h-payday

Rincón del Lector No. 8 – El origen del nombre América

Septiembre 16, 2008

2.jpgJosé Mejía Lacayo

 

Sitio Web: http://www.temasnicas.net/

 

Correo: jmejial@yahoo.com

Nuestro nombre de pila fue escogido por nuestros padres, para reponer a alguno de nuestros parientes, o simplemente, porque el nombre les gustó.  Así de simple porque nuestros mismos padres nos clarificaron porqué escogieron nuestro nombre. Las cosas no son tan sencillas cuando se trata de rastrear históricamente quien le dio nombre a América y porqué.

Cuando leí que el nombre América se originó por la Serranía de Amerrisque en Chontales, me sentí muy orgulloso de mi nacionalidad; porque de estas pequeñas cosas es que se forja el amor a la patria.  Varios escritores, entre ellos Jules Marcou, apoyan esta teoría y dicen que Colón trajo a Europa el nombre del Nuevo Mundo.  Marcou publicó en 1875 la teoría que en Nicaragua había un lugar llamado indiferentemente Amerrisque o Amerrique por el nombre de una tribu de indios.  Este escritor decía que este lugar era rico en oro y fue visitado tanto por Colón como por Américo Vespucci. Aparentemente la teoría de Marcou no puede ser documentada porque se basa en información que le dio un nicaragüense quien arrancó la página de un libro de Historia de Nicaragua, sin incluir el nombre del autor ni los datos de publicación del libro, donde se menciona al Amerrisque de Marcou.  Basado en esta hoja arrancada de un libro, Marcou publicó su ensayo titulado “Nuevas Investigaciones sobre el Origen del Nombre América” que fue presentado a la Sociedad Geográfica de Paris.

Marcou tampoco fue el primero en mencionar esta teoría.  En 1872, el peruano Ricardo Palma menciona el nombre de las montañas de Amerrique.  Palma pensaba que el nombre América circuló por tradición oral entre los hombres de Colón.  Palma no menciona la fuente de donde obtuvo esa información. La e Enciclopedia universal ilustrada Espasa-Calpe, (Barcelona, 1907), XXXVIII, 537 sugiere que Colón pudo haber escuchado el nombre Amerrisque de los indios ramas que habitaban cerca del actual Bluefields y que seguramente se remontaban por el río Escondido quizás hasta sus fuentes en la Serranías de Amerrisque.

Por supuesto que en la carta del cuarto viaje de Colón en 1502, nada se dice acerca de la visita de Colón a la  Serranía de Amerrisque y mucho menos Vespucci.  Nicaragua fue visitada por primera vez por Gil González de Ávila en 1522 y, en esa fecha, nadie visitó Chontales.

Universalmente se acepta que América fue nombrada para honrar a Amerigo Vespucci.  Uno de los descendientes de Amerigo visitó Nueva Orleans, EE. UU. en 1839 y pidió una concesión de tierra “en reconocimiento a su nombre y su pedigrí.”   Madison S. Beeler supuso que la derivación de Amerigo a America era verdadera creyendo que un grupo de académicos admiradores de Vespucci propuso el nombre América en la nueva edición de la Cosmología de Ptolomeo de 1507 que este grupo patrocinaba.  El famoso párrafo donde se nombra América dice, traducido al español,

“Conocemos que estas partes [es decir, Europa, Asia y África, los tres continentes de la Geografía de Ptolomeo] han sido explorados extensamente, pero una cuarta parte ha sido descubierta por Americus Vespitius, como se puede ver en el apéndice: No veo que derecho tenemos de objetar llamar esta parte en honor a Americus que la descubrió y que es un hombre inteligente, [y así nombrarla] Ameriga, es decir la tierra de Americus, o América: ya que Europa y Asia deben sus nombres a una mujer…”

Esta es el acta de nacimiento de América.  No hay duda en ello. Las dudas son sobre Americus Vespucci. Hoy sabemos que los viajes del florentino Amerigo Vespucci pertenecen al género de ficción literaria mas que a la historia geográfica del Nuevo Mundo.  Amerigo fue un escritor hábil que, publicando sus cartas al otro lado de los Pirineos, fue la principal fuente de información sobre las Indias Occidentales en una época que España quería mantener el Nuevo Mundo en secreto.  En sus cartas, Amerigo es el personaje principal, nunca menciona el nombre del navegante bajo el cual hizo sus viajes al Nuevo Mundo.  Su lugar en la historia es una combinación de su talento literario, auto promoción y la ayuda publicitaria de sus editores.

Alexander von Humboldt puso toda su autoridad sobre el origen del nombre América en el prefacio de los viajes de Martin Berhaim escrito en 1852.   Dijo que el nombre apareció por primera vez en un mapa publicado en 1507 por Martin Wadseemüller que hoy sabemos es también el Martinus Ilacominus, supuesto autor de la Introducción a la Cosmografía donde está incluida el carta de nacimiento de América.  Hoy sabemos, sin embargo, que esa Introducción fue en realidad escrita por Matthias Ringmann, y por lo tanto Matthias fue quien bautizó a América en el famoso párrafo transcrito antes. El único mérito de Wadseemüller es el haber contribuido decisivamente a divulgar el nombre por la popularidad de su mapa de 1507.  Este mapa fue muy respetado e imitado por muchos.

¿Cómo llamaban los españoles a esta cuarta parte del mundo? El primer nombre usado fue obra de Pedro Mártir de Anglería quien lo llamó Nuevo Mundo. El 13 de septiembre de 1493 Anglería llama a Colón “descubridor de un nuevo mundo.”  En diciembre de 1494 usa el término “Hemisferio Occidental.”  Para los españoles el nombre de este Nuevo Mundo era “Las Indias” y así fue usado por Oviedo, Las Casas, y Herrera.  El primer mapa español que contiene el nombre América es el Atlas de López (Madrid, 1758).

Para gloria de Colón, los cuatro descubridores de partes de América, Colón. John y Sebastian Cabot, y Amerigo Vespucci, han sufrido diferentes suertes en manos de los historiadores modernos. John Cabot se ha alzado de la completa oscuridad para ser más conspicuo, pero todavía con sombras; Sebastian Cabot ha caído desde el pedestal donde él mismo se colocó, su veracidad ha sido impugnada, sus logros científicos disputados, y su falta de piedad filial expuesta a la luz pública.  Amerigo Vespucci ha sufrido los embistes de la controversia por tres siglos.  Lo que Amerigo reclamó para si no ha soportado las investigaciones.  Ahora se sabe que la primera carta de Vespucci está fechada antes de su primer viaje, carta que preparó para atribuirse un honor que no le correspondía.

Solamente la posición histórica de Cristóbal Colón no ha variado durante los siglos que han pasado desde su descubrimiento.  Las opiniones difieren sobre el verdadero carácter de Colón, pero no sobre sus logros que más bien han crecido en estimación con el transcurso de los siglos.

Fuentes

Franz Laubenberger and Steven Rowan, The Naming of America, The Sixteenth Century Journal, Vol. 13, No. 4 (Winter, 1982), pp. 91-113, The Sixteenth Century Journal

Edward Gaylord Bourne, The Naming of America, The American Historical Review, Vol. 10, No. 1 (Oct., 1904), pp. 41-51, American Historical Association

Joy Rea, On the Naming of America, American Speech, Vol. 39, No. 1 (Feb., 1964), pp. 42-50, Duke University Press

Comentarios

1 comentario para “Rincón del Lector No. 8 – El origen del nombre América”

  1. Franco Hidalgo on Noviembre 28th, 2008 0:08

    Saludos:
    Quería solamente agradecer su esfuerzo por develar un poco más el pasado oscuro en el que fue envuelto la historia de nuestro continente. Claro por más de cinco siglos hemos solo escuchado la versión del ganador.
    Felicitaciones muy sinceras de mi parte

¿Desea decir algo?